Lipopapada: Enzimas Lipolíticas vs. Cirugía, ¿qué es mejor para ti?

¿Sabías que ahora puedes deshacerte de esa molesta papada sin recurrir a cirugía? Esa es la promesa que cumple el tratamiento con enzimas lipolíticas, un avance revolucionario que permite una efectiva reducción de grasa en esa zona tan importante para tu imagen personal.

Proyectar una imagen satisfactoria siempre ha ocupado un lugar importante en nuestro mundo moderno, dada su relación con el éxito laboral y en las relaciones personales. De ahí que la papada siempre haya sido un problema estético con el potencial de impactar la autoestima de quién la sufre.

Pero no te preocupes, hay buenas noticias: hoy puedes optar por la lipopapada, un tratamiento no invasivo que es capaz de eliminar la grasa localizada en la zona, mejorando sensiblemente la estética de tu rostro y la imagen que proyectas al mundo. Veamos en qué consiste.

¿Qué son las enzimas lipolíticas y cómo funcionan?

Las enzimas lipolíticas son un tipo de enzimas que se generan de forma natural en nuestro organismo y que desempeñan un rol clave para mantener nuestra salud general. Esto se debe a su papel en la descomposición de lípidos y la liberación de ácidos grasos que después serán usados como energía.

Se localizan en casi todos los tejidos del organismo y sus beneficios tienen que ver con su capacidad para destruir las moléculas de grasa. Este es el fundamento del procedimiento de lipopapada, en el que se aplica un compuesto a base de enzimas lipolíticas para eliminar la grasa en zonas localizadas.

El resultado es la reducción de grasa en la zona del mentón, gracias al uso controlado de estas enzimas. El procedimiento ha probado su efectividad para quitar el exceso de grasa en varias zonas del cuerpo, incluyendo la papada.

Ventajas de este tratamiento frente a la cirugía tradicional

Las ventajas del tratamiento con enzimas lipolíticas o lipopapada para la reducción de grasa localizada sin recurrir a cirugía son múltiples:

  • Pocas sesiones: Verás la reducción de grasa de tu papada en cuatro o cinco sesiones.
  • Procedimiento no invasivo: Casi no se sienten molestias, y en los casos en los que se presente alguna sensación se puede usar anestesia local.
  • Firmeza de la piel: Contrario a lo que se podría pensar, los tejidos no quedan flácidos después del tratamiento.
  • Recuperación: Se trata de un procedimiento que no implica cirugía y por tanto no necesita de una recuperación.
  • Seguridad: La técnica no implica riesgos, siempre que sea ejecutada por un profesional capacitado.
  • Estética: Remover la papada significa moldear tu rostro. Tu imagen renovada se hará más atractiva.
  • Garantía: El tratamiento no solo tiene poca duración, sino que garantiza el resultado deseado.

Por su parte, sus ventajas sobre la cirugía tradicional son varias. Por una parte, su rapidez, ya que ofrece el resultado deseado con una sola sesión. Además, puede realizarse con anestesia local y sus resultados son predecibles.

¿Qué tan seguro es el tratamiento con enzimas lipolíticas?

Realizar una lipopapada con enzimas lipolíticas se ha probado como un método seguro. Su seguridad se ha validado en la experiencia con multitud de casos exitosos, que permiten aseverar que se trata de un tratamiento con riesgo mínimo de rechazo o reacciones alérgicas.

Las enzimas pasan por un proceso de liofilización en el que son deshidratadas y congeladas, lo que permite que conserven todos sus atributos y pureza. Además, las enzimas no tienen sustancias sintéticas, conservantes o colorantes que puedan causar algún riesgo o efecto secundario en el paciente.

Si se ha de mencionar un riesgo, este tiene que ver con las posibles reacciones específicas que podrían presentarse en algunas personas por sus propias particularidades. Estas excepciones incluyen inflamación, irritación de la piel, hematomas o alguna reacción alérgica.

¿Cuánto debo esperar para ver resultados con este tratamiento?

El procedimiento con enzimas lipolíticas para la reducción de grasa, a diferencia de la cirugía tradicional que se realiza en una sola sesión, puede incluir entre cuatro y seis sesiones. Entre sesión y sesión puede haber un intervalo aproximado que va de siete a quince días.

Es importante destacar que cada sesión tiene una duración de entre 15 y 30 minutos, lo cual tiene la ventaja de no interrumpir tu rutina. El tiempo entre la primera sesión y el esperado resultado final varía en función de las necesidades y expectativas de los pacientes.

En todo caso, durante la primera consulta, el profesional se entrevistará con el paciente para evaluar su caso particular. Así podrá determinar así la frecuencia perfecta para lograr el resultado ideal para el paciente.

¿Cómo es el proceso de recuperación después del tratamiento?

A diferencia de la cirugía tradicional, la lipopapada no requiere de un tiempo de recuperación específico. Es un tratamiento de reducción de grasa no invasivo y que actúa de forma progresiva, avanzando con cada sesión. Sin embargo, los pacientes deben considerar algunas recomendaciones.

Si bien una lipopapada no requiere recuperación, los médicos recomiendan la aplicación de frío en la zona en los casos que se presente inflamación o dolor. Aunque estos efectos son poco probables, en esos casos los profesionales aconsejan usar una banda para comprimir la zona durante los primeros tres días.

Una sugerencia general para las personas que opten por la reducción de grasa con la lipopapada es la hidratación. Consumir al menos dos litros de agua bien distribuidos a lo largo del día será de vital importancia para la fluidez y efectividad del tratamiento.

Recuerda que una de las grandes ventajas del tratamiento con enzimas lipolíticas es que te permite continuar con tus rutinas cotidianas. Esta es una evidente ventaja sobre la cirugía convencional.

Empieza tu tratamiento con enzimas lipolíticas en Cardé Clinic

En Cardé Clinic contamos con profesionales capacitados y equipos de alto nivel para ofrecerte el tratamiento con enzimas lipolíticas. Mediante este procedimiento reducirás grasa localizada, sin cirugía y sin necesidad de interrumpir tus actividades del día a día.

Cuando esa zona entre el mentón y el cuello crece, puede afectar sensiblemente la imagen de nuestro rostro. Hoy puedes consultar con los especialistas de Cardé Clinic para que evalúen tu caso particular.

Disfruta de los beneficios de este tratamiento para mejorar tu apariencia y lograr mayor confianza y bienestar.

Subscríbete a nuestro Boletín

Redes sociales

Últimas Publicaciones